Las llamadas a la acción son ideales para que los potenciales clientes conecten con nosotros. En esta nota te damos consejos para optimizar los CTA.

Call To Action es un concepto que traducido al español significa: llamada a la acción. En términos figurativos, en el marketing digital es un botón o un enlace. ¿Cuál es su objetivo? Que los usuarios que están consumiendo una información se trasladen a una página de destino donde una marca o empresa los puedan convertir en clientes.

Se podría decir que el Call To Action (CTA) es una especie de anzuelo. Ya que su misión es enganchar a los navegantes y potenciales clientes para dirigirlos a una oferta concreta o a una información relevante sobre nuestro negocio y que complete un formulario con sus datos. De esta manera, la marca se puede hacer con una base de datos de potenciales clientes que tienen interés por lo que se ofrece.

Como bien dice el sitio Cyberclick: “La principal razón de ser de los CTA es empujar al usuario a una acción concreta, por ejemplo, descargar un contenido o apuntarse a una prueba gratuita. Por ello, suelen estar presentes en landing pages con formularios”.

La importancia de optimizar los Call To Action

Si el Call To Action que elegiste no es atractivo, no está bien redactado o no dice mucho, es muy probable que se vean afectadas no solamente el ratio de clicks sino también tus ventas. Esa es una razón suficiente para optimizar los CTA. Reitero la trascendental misión de los CTA: conseguir que el usuario que está navegando en una web se transforme en un cliente de tu marca.

Diseñar de forma estratégica este botón es fundamental. En Más Vale Comunicar consideramos que las acciones y procesos deben estar regidos por una estrategia que logre aumentar la visibilidad y rentabilidad de las campañas. Este caso no es la excepción. Para incorporar los CTA de forma estratégica es importante señalar algunas cuestiones.

En primer lugar, hay que orientarlos a los consumidores y, por ende, tener en cuenta los distintos tipos de clientes o buyer persona que tiene nuestra marca. “Es muy importante segmentar bien a nuestro público objetivo y conocerlo en profundidad para elegir el mejor Call to Action en función a nuestros objetivos”, apunta 40defiebre. Otro aspecto esencial es escribir bien. Así de sencillo. Es tan o más importante que cualquier otro intrincado proceso digital. Por que como bien dice el redactor Dean Rieck: “Las personas que buscan información están buscando texto, no imágenes”. Articular las ideas de forma sencilla pero contundente es fundamental para atraer a los potenciales clientes.

Consejos para mejorar los Call To Action

Si estamos de acuerdo en que crear un Call To Action efectivo es de gran ayuda, entonces vamos a explorar algunas recomendaciones.

En primer lugar, un Call To Action debe utilizar verbos ¿Es obvio? Bueno, sin embargo hay muchos CTA que no llaman a la acción. Un CTA que se jacte de ser tal debe invitarte a hacer algo. Simple. El texto debe ser perfecto porque, como bien dice 40defiebre, no sirve de nada si la oferta que en él quieres hacer no está bien clara o si el diseño impera por encima del copy, relevando a este a un segundo lugar.

Ser preciso es otra recomendación. Si ofrezco un descuento contar de cuanto es, si vendo un curso debo agregar si es online o presencial. InboundCycle invita a agregar números porque “Internet está lleno de conjeturas y de declaraciones vagas. Es por eso que usar datos y números es una gran manera de demostrar que tu mensaje es claro y directo”. Ser preciso también es escribir CTA cortos y concisos, que no demanden grandes esfuerzos para el lector.

Un consejo útil es estudiar bien el diseño y la ubicación del Call To Action. Si bien deben ser atractivos y llamativos, tampoco es aconsejable que se descuide la identidad o la estética del sitio. Más bien, se sugiere que exista una coherencia entre el botón de CTA y el resto de la página.  Elegir una correcta ubicación del CTA obliga a pensar el trazado de lectura que hagan los usuarios y potenciales clientes. Algunos se ubican al finalizar un artículo, para que quién se ha visto atraído por el tema pueda obtener más información y lograr la conversión posterior. Mientras que otros trazan el camino inverso y ubican los CTA arriba en la parte central de la web.

Más consejos, cortitos y al pie...

A lo anteriormente mencionado, podemos agregarle un listado con nuevas sugerencias breves:

  1. Cuanto más segmentado esté el CTA, más chances de conversión posterior.
  2. Utiliza el mismo tono que en el resto del sitio.
  3. Experimentá con distintos bocetos, para conocer que feedback tienen.
  4. No molestes al usuario. Ofrecele algo sin interrumpir su navegación.

Si querés conocer distintos tipos y ejemplos de CTA, te invito a que leas la siguiente nota de Hubspot. Allí, se analizan los botones que emplean distintas marcas, su objetivo y su faceta estratégica. Si querés, podes echarle un ojo para tomar inspiración a la hora de crear tus propios CTA.

Conclusión

Es cierto que brindamos una aproximación a los CTA en la nota “Cinco conceptos sobre marketing digital”, pero profundizar el concepto es valioso. Esto se debe a distintos motivos que hemos desarrollado. Por un lado, porque son la llave para convertir clientes. Por otro, porque deben ser diseñados de forma estratégica y monitoreados a partir de la experimentación. No está de más volver a graficar a los CTA con un anzuelo. Si es atractivo, si está situado en el lugar ideal, si promete algo de interés, es más probable que el potencial cliente lo muerda. Y eso redundará en un beneficio, ya sea ampliar su base de contactos o generar nuevas ventas, para la marca.